Carillas

Las carillas dentales (a veces denominadas carillas de porcelana o laminados de porcelana dental) son unas finísimas carillas hechas a medida con materiales del color del diente, diseñadas para cubrir la superficie frontal de los dientes y mejorar su aspecto.

Estas carillas se adhieren a la parte frontal de los dientes cambiando su color, forma, tamaño o longitud.

Las carillas dentales pueden ser de porcelana o de materiales compuestos de resina. Las carillas de porcelana resisten mejor las manchas que las de resina e imitan mejor las propiedades de reflexión de la luz de los dientes naturales. Tendrá que hablar con su dentista sobre el mejor material de carilla para usted.

 

  • Proporcionan un aspecto de diente natural.
  • El tejido gingival tolera bien la porcelana.
  • Las carillas de porcelana son resistentes a las manchas.
  • El color de una carilla de porcelana puede seleccionarse de forma que haga que los dientes oscuros parezcan más blancos.
  • Las carillas son un método conservador para cambiar el color y la forma de un diente.
  • Por lo general, las carillas no requieren el modelado previo que requieren las coronas, pero ofrecen una alternativa más resistente y estética.

¿Qué tipos de problemas solucionan las carillas dentales?

  • Dientes descoloridos, ya sea por un tratamiento de conductos, por manchas de tetraciclina u otros fármacos, o por la presencia de grandes empastes de resina que hayan descolorido el diente.
  • Dientes desgastados
  • Dientes astillados o rotos
  • Dientes desalineados, desiguales o de forma irregular (por ejemplo, con cráteres o protuberancias).
  • Dientes con espacios entre ellos (para cerrar el espacio entre estos dientes)

Preparación

Para preparar un diente para una carilla, su dentista eliminará aproximadamente 1/2 milímetro de esmalte de la superficie del diente, que es una cantidad casi igual al grosor de la carilla que se añadirá a la superficie del diente. Antes de recortar el esmalte, usted y su dentista decidirán la necesidad de aplicar anestesia local para adormecer la zona.

A continuación, su dentista hará un modelo o impresión de su diente. Este modelo se envía a un laboratorio dental, que a su vez construye su carilla. El dentista suele tardar entre 2 y 4 semanas en recibir las carillas del laboratorio. Para dientes muy antiestéticos, se pueden colocar carillas dentales temporales.

Concierte una cita