Tratamiento y limpieza de encías

Cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro en los dientes, más perjudiciales serán. Las bacterias causan inflamación de las encías, llamada «gingivitis«.

En la gingivitis, las encías se enrojecen, se hinchan y pueden sangrar con facilidad. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías que, por lo general, puede revertirse con el cepillado diario, el uso de hilo dental y la limpieza periódica por parte de un dentista o higienista dental. Esta enfermedad de las encías no incluye la pérdida de hueso y tejido que mantienen los dientes en su sitio.

Cuando la gingivitis no se trata, puede avanzar a «periodontitis» (que significa «inflamación alrededor del diente»). En la periodontitis, las encías se separan de los dientes y forman espacios (llamados «bolsas») que se infectan.

El sistema inmunitario del organismo combate las bacterias a medida que la placa se extiende y crece por debajo de la línea de las encías. Las toxinas bacterianas y la respuesta natural del organismo a la infección empiezan a descomponer el hueso y el tejido conjuntivo que mantienen los dientes en su sitio.

Los huesos, las encías y el tejido que sostiene los dientes se destruyen si no se tratan. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y tener que ser extraídos.

Factores de riesgo:

Fumar
¿Necesita otra razón para dejar de fumar? Fumar es uno de los factores de riesgo más importantes asociados al desarrollo de la enfermedad de las encías. Además, fumar puede reducir las posibilidades de éxito del tratamiento.
Cambios hormonales en niñas/mujeres:
Estos cambios pueden hacer que las encías sean más sensibles y facilitar la aparición de gingivitis.
Diabetes
Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones, incluida la enfermedad de las encías.
Otras enfermedades y sus tratamientos
Enfermedades como el sida y sus tratamientos también pueden afectar negativamente a la salud de las encías, al igual que los tratamientos contra el cáncer.
Medicamentos
Cientos de medicamentos con y sin receta pueden reducir el flujo de saliva, que tiene un efecto protector sobre la boca. Sin saliva suficiente, la boca es vulnerable a infecciones como la enfermedad de las encías. Y algunos medicamentos pueden provocar un crecimiento anormal del tejido de las encías, dificultando el mantenimiento de dientes y encías limpios.
Susceptibilidad genética
Algunas personas son más propensas que otras a sufrir enfermedades graves de las encías.
Tratamiento y limpieza de encías

¿Cómo sé si tengo una enfermedad de las encías?

Los síntomas de la enfermedad de las encías incluyen:
  • Mal aliento que no desaparece
  • Encías rojas o inflamadas
  • Encías sensibles o sangrantes
  • Dolor al masticar
  • Dientes flojos
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas o dientes más largos

Tratamiento

El dentista, el periodoncista o el higienista dental eliminan la placa mediante un método de limpieza profunda denominado raspado y alisado radicular.
El raspado consiste en eliminar el sarro por encima y por debajo de la encía. El alisado radicular elimina las asperezas de la raíz del diente donde se acumulan los gérmenes y ayuda a eliminar las bacterias que contribuyen a la enfermedad.
A veces, puede utilizarse un láser para eliminar la placa y el sarro. Este procedimiento puede provocar menos hemorragias, hinchazón y molestias que los métodos tradicionales de limpieza profunda.
Tratamiento y limpieza de encías

Medicamentos

Los medicamentos pueden utilizarse con un tratamiento que incluya raspado y alisado radicular, pero no siempre pueden sustituir a la cirugía.
Dependiendo de lo avanzada que esté la enfermedad, el dentista o periodoncista puede sugerir un tratamiento quirúrgico.

¿Puede la enfermedad de las encías causar problemas de salud más allá de la boca?

Los investigadores han observado que las personas con enfermedades de las encías son más propensas a desarrollar cardiopatías o a tener dificultades para controlar el azúcar en sangre. Las mujeres con enfermedades de las encías tienen más probabilidades de dar a luz a bebés prematuros y de bajo peso.

Mientras tanto, es un hecho que el control de las enfermedades de las encías puede salvar los dientes: una buena razón para cuidar los dientes y las encías.

Tratamiento y limpieza de encías

Concierte una cita